En Navidades vamos a comer bien

0

El Área Clínica de las Enfermedades Digestivas del Hospital La Fe de Valencia recomienda para estas fechas navideñas no excederse en las comidas con alimentos altos en grasas como la bollería industrial, Fast food (hamburguesas, patatas fritas, pollo frito, nuggets, etc.), 3. Sopas y salsas preparadas; muchas salsas elaboradas, con sabores irresistibles, contienen grandes cantidades de grasas trans,  Aperitivos y snacks salados, como patatas fritas, etc.. Palomitas (especialmente las preparadas para hacer en el microondas). Congelados, especialmente las pizzas. Productos precocinados (empanadillas, croquetas, canelones, etc.).. Helados y cremas no lácteas para el café. Galletas, donuts, magdalenas, barritas de cereales, etc.. Margarinas, aunque algunas clases que han sido sometidas a procesos de hidrogenación han conseguido reducir en gran medida la cantidad de grasas trans de su composición. y para los más mayores ser responsables con el consumo de alcohol.

151230_NP_DIGESTIVO_ATRACONES_NOCHEVIEJA

Un menú navideño habitualmente ronda las 4000 kilocalorías cuando el límite recomendado está en torno a las 1500, dependiendo de factores como la edad y sexo.

Un menú equilibrado debe incluir alimentos de calidad, bien conservados, preparados y cocinados para evitar, en lo posible, intoxicaciones alimentarias. Es adecuado no abusar de las carnes grasas, como embutidos o fiambres, y consumir preferiblemente pavo. Las aves de caza y el marisco contienen purina (componente fundamental del ácido úrico), por lo que pueden ser inadecuadas para personas que padezcan gota o en casos de artritis y enfermedades reumáticas.

También, es recomendable incluir en el menú alimentos ligeros a base de vegetales, caldos o frutas para compensar el consumo excesivo de carnes, pescados y mariscos. En las “comidas especiales”, unos entrantes ligeros a base de hortalizas y verduras, como ensaladas, son la opción más indicada.

Como postre la fruta es una muy buena opción. Además de ser una excelente fuente de vitaminas, la fruta aporta fibra, por lo cual resulta muy útil en estos días en los que se consumen cantidades excesivas de alimentos calóricos, ricos en proteínas y grasa y pobres en fibra alimentaria. Acabar la comida con infusiones de manzanilla, menta o anís mejoran la digestión.

Por último, es importante masticar bien todos los alimentos y moderar las cantidades tanto de los productos a tomar como las bebidas alcohólicas que les vayan a acompañar.

Si no tomamos estas precauciones, el consumo de alimentos en grandes cantidades, sobre todo, si éstos son grasos, dulces o contienen o ácido úrico (como cordero, cochinillo, patés, marisco, turrones, mazapanes,…) provoca un sobreesfuerzo del aparato digestivo que puede manifestarse de diversas formas y crear un mal estado general. Síntomas relacionados con esta sobreingesta son ardor o pirosis, acidez, flatulencia, distensión abdominal, y digestiones pesadas. En casos extremos de consumo de alcohol, pueden aparecer cuadros clínicos como una hepatitis aguda, esofagitis aguda por reflujo, gastritis aguda, gastritis hemorrágica, pancreatitis aguda o hepatitis alcohólica.

Jose Cuñat

Jose Cuñat

Sitiólogo en Valencia noticias y Valencia gastronómica at Valencia gastronómica
Cuando uno ve crecer a sus hij@s se da cuenta de la importancia de su alimentación y del conocimento de la misma. Por eso PAPA cocinillas y sus dos preciosas hijas han abierto este blog
Jose Cuñat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *