Plantas comestibles Melisa, Toronjil, Hierba de limón, Citronela, Abejera, Apiastro, Bedaranjí, Cedrón,

0

Melisa, Toronjil, Hierba de limón, Citronela, Abejera, Apiastro, Bedaranjí, Cedrón, Hierba luna, Cidronela, Citraria, Hoja de limón, Torongil, Toronjina Melissa officinalis

La melisa es una planta medicinal relajante y tonificante a la vez del sistema nervioso, que se usa para tratar la ansiedad, la depresión, la tensión nerviosa y los malestares digestivos que generan.

Bálsamo de limón/melisa fue dedicado a la diosa Diana, y se utiliza medicinalmente por los griegos hace unos 2.000 años. En la Edad Media, se utilizó el bálsamo de limón para aliviar la tensión, a vestirse heridas, y como una cura para el dolor de muelas, erupciones de la piel, mordeduras de perros rabiosos, cuellos torcidos, y la enfermedad durante el embarazo. Se llegó a decir para evitar la calvicie. Como planta medicinal, bálsamo de limón, tradicionalmente se ha empleado contra la inflamación bronquial, dolor de oído, fiebre, flatulencia, dolores de cabeza, presión arterial alta, la gripe, los trastornos del humor, palpitaciones, dolor de muelas y vómitos. Un té hecho de hojas de bálsamo de limón se dice para calmar los dolores menstruales y ayuda a aliviar el síndrome premenstrual.Melisa, Toronjil, Hierba de limón, Citronela, Abejera, Apiastro, Bedaranjí, Cedrón, Hierba luna, Cidronela, Citraria, Hoja de limón, Torongil, Toronjina 20160604_093414 (1)

Nativa de Europa, el nombre botánico de esta hierba procede de la palabra griega  para la miel de abeja y se consideraba tan cicatrizante y curativa como la misma miel. Se le conoce también como toronjil.

– Nombre científico o latino: Melissa officinalis

– Nombre latino Melissa officinalis

Nombres comunes

abejera, abeyera, albedarumbre, apiastro, bedaranjí, cedrón, cidrón, cidronela, cidronella, citraria, hierba buena, hierba cidra, hierba huerto, hierba limonera, hierba luna, hoja de limón, limoncillo, limonera, limonera borde, melisa, melisa oficinal, te de calazo, torojil, torongil, torongil cidrado, torongil de limón, torongilla, torongina, toronja, toronjí, toronjil, toronjil falso, toronjina, verde-limón, yerba cidrera

– Familia: Labiatae (Labiadas).

– Origen: la Melisa es originaria del área mediterránea y de Asia, aunque hoy en día puede encontrarse naturalmente en zonas húmedas o incluso en praderas sombrías en América del Norte, Europa y en las islas Británicas.

– Arbusto de alrededor de 60-90 cm de altura.

– La parte aérea puede morir en invierno, pero de su raíz perenne brotarán todos los años nuevos brotes.

– Los tallos se ramifican desde la base.

– Las hojas son grandes, pecioladas y con márgenes dentados, de color verde claro brillante.

– Esta planta desprende un característico olor a limón.

– Las flores aparecen en verano y son color blanco o rosado.

– Las flores no son muy vistosas.Melisa, Toronjil, Hierba de limón, Citronela, Abejera, Apiastro, Bedaranjí, Cedrón, Hierba luna, Cidronela, Citraria, Hoja de limón, Torongil, Toronjina 20160604_093414 (2)

Cómo utilizarla

En infusión se toma una taza de hojas verdes frescas o secas de melisa, 3 veces diarias para la depresión, el agotamiento nervioso, la indigestión o naúseas. Utiliza una infusión diluida para los niños con varicela.

En crema o ungüento aplica sobre llagas, calenturas, hridas que no cicatrizan o picaduras de insecto. En loción agrega 1 ml (20 gotas) de aceite esencial de a 100 ml de agua y obtendrás una loción para aplicarse con atomizador sobre la piel como repelente de insectos.

En tintura, toma 10-20 gotas en agua 3-5 veces diarias para la depresión, las jaquecas tensionales y la ansiedad. Es preferible elaborarla con hojas verdes.

En aceite para masaje, añade 5-6 gotas de aceite esencial a 15 ml de aceite de coco y aplícalo masajeando para la depresión, tensión, asama o bronquitis; o con suaves toques sobre las llagas en cuanto aparezcan.

Cómo cultivarla

La melisa es una planta de mata densa, frondosa, erecta y perenne que se extiende hasta 45 cm. Crece en las zonas de maleza parcialmente sombrías de Europa, o como plantas cultivadas por germinación espontánea. Las partes aéreas se recolectan justo antes de que se abran en verano, y las hojas a lo largo del período de crecimiento. Se puede cultivar la melisa en maceta, de manera que la tengamos siempre a mano.
USOS CULINARIOS

– La Melisa no destaca por sus cualidades estéticas, sino por sus cualidades herbales y aromáticas.

– Sabor agradable y fresco, a limón.

– Sus hojas suelen utilizarse para dar aroma y sabor al té tanto frío como caliente.

– También se utilizan las hojas para condimentar platos como substitutivo de la cáscara del limón.

– Las hojas se utilizan, tanto frescas como secas, para aromatizar ensaladas, salsas, sopas, platos de carne y de verduras, postres y confituras.

– En la cocina, su sabor alimonado da frescor a las comidas.

– Las hojas se utilizan en la preparacion de ensaladas.

– Hay que tener en cuenta que no se deben cocer sus hojas, porque perderían mucho aroma.

– Las hojas secas se preparan en infusión a manera de té.

– Las hojas frescas, junto con hierbabuena fresca y flor de azahar, se utilizan en algunos cafés de Tánger para aromat zar el té verde.

– Las hojas frescas pueden complementar ensaladas, confitarse para decorar bizcochos, y usarse para aderezar el pescado y otros platos.

– Añadidas en el último minuto a bebidas refrescantes y macedonias -tras una larga infusión adquieren un feo color marrón- y, en recetas, sustituyendo a la corteza de limón.

– Las hojitas tiernas y enteras de melisa, están muy ricas acompañando postres, ensaladas de frutas y licores.

– Se usa para aliños de ensaladas; en todos los platos en los que nterviene el zumo de limón.

– Las hojas frescas dan un sabor alimonado a ensaladas, sopas, salsas, vinagres de hierbas, caza y pescado (especialmente en España), y son un ingrediente del agua del Carmen, Licores como el Benedictine y el Chartreuse y cordiales de vina.

– Se usa en la preparacion de licores y tambien en la fabricacion de cosmeticos.

Propiedades de la melissa officinalis.

· Es una planta relajante que actúa como un tranquilizante natural del sistema nervioso. Calma los síntomas de los estados de alteración nerviosa como espasmos musculares, taquicardías, ansiedad, migrañas, insomnio,…

· Tiene propiedades antisépticas que la convierten en una aliada para tratar afecciones de las vías respiratorias. Ayuda a calmar los ataques de asma.

· Posee propiedades digestivas capaces de facilitar digestiones pesadas, prevenir problemas de flatulencias y calmar los vómitos.  Esto se debe a que esta planta aumenta la secreción de bilis mejorando la función hepática y digestiva. También es un buen remedio para tratar la alitosis.

· Por sus propiedades astringentes ayuda a frenar diarreas.

· Regula la presión arterial y está indicada como complemento para tratar la hipertensión.

· Algunos le atribuyen propiedades afrodisíacas que aumentan el deseo sexual en la mujer.

Cómo preparar una infusión de melissa.

Puedes combinar la melisa con otras plantas relajantes como la valeriana, manzanilla, hierba luisa o pasiflora. Calienta 250 ml de agua, con el primer hervor añade una cucharada de hojas secas de melisa o de una mezcla de diferentes plantas, tapa y deja reposar 10 minutos. Cuela y endulza con miel o azúcar moreno a tu gusto. Puedes tomar 2 – 3 tazas diarias después de las comidas.

Contraindicaciones.

· Embarazo, lactancia y niños pequeños.

· Personas con alguna enfermedad psiquiátrica o de tiroides.

· No debe tomarse simulténeamente con fármacos sedantes.

· Esta planta provoca somnolencia, por lo que no deben consumirla personas cuyo trabajo requiere máxima atención, por ejemplo, conductores o personas que trabajan con mercancías o maquinaria peligrosa.

USOS MEDICINALES

– La melisa es renombrada principalmente como hierba relajante y buena para el corazón.

– En la medicina popular se usa contra la ansiedad y la depresión así como para calmar las palpitaciones del corazón.

– Hoy día se aprecia todavía como tisana tónica y sedante que, según la leyenda, contiene la fórmula de la longevidad.

– Una infusión de sus hojas calma los nervios.

– Era muy estimada por los estudiantes, pues aleja la pesadez de la mente, aguza el entendimiento y aumenta la memoria.

CULTIVO

– La melisa es una planta de cultivo muy sencillo.

– Se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque lo prefiere fértil y permeable, exposición soleada, pero con algo de sombra en regiones de verano muy cálido.

– Se da en cualquier suelo bien drenado y tolera sin problemas los suelos pobres y arenosos donde el sol da con intensidad.

– Tan solo habrá que arrancar las malas hierbas, cortar los tallos que se pudran durante el otoño y remover la tierra próxima a las raíces.

– La Melisa también se adapta a terrenos donde da un poco de sombra. De hecho, las hojas que tienen mejor color son las de aquellas plantas que se cultivan parcialmente a la sombra.

– En los climas muy cálidos, para que la planta se desarrolle correctamente deberá recibir sombra durante las horas centrales del día.

– Es una planta que tolera muy bien los periodos de sequía y que no se debe regar apenas durante el invierno.

– Como es una planta que tolera bien los suelos pobres y secos irá muy bien para plantarlas al borde de un camino o sendero en el jardín. Así, su fragancia impregnará el aire a medida que se pasea.

– Es necesario el abonado mineral todos los años.

– Se puede tener toronjil fresco todo el año si se planta en tiestos.

– Un buen método consiste en cultivar el toronjil en macetas hundidas u otros contenedores para evitar que se extienda de forma excesiva haciéndose invasiva.

MULTIPLICACIÓN

– Por división de sus raíces, que se deben separar en pequeñas porciones que al menos contengan 3 o 4 brotes y que se deberán plantar con una separación de unos 60 centímetros.

– Por semillas. Para germinar necesita calor, por lo que sólo se puede, o es mejor, sembrar en verano.

– Lo más frecuente es tomar esquejes en primavera o en otoño, y plantarlos en hileras a unos 30 cm de distancia unas de otras y dejando 40 cm entre plantas.

– Estas plantaciones se mantienen húmedas algunos días; después es necesario escardar y limpiar a menudo.

– La mejor época para la propagación de la Melissa officinalis es durante la primavera o el otoño.

– Lo aconsejable es que no se haga entrado el otoño (en el Hemisferio Norte sería después de octubre), ya que las raíces no tendrían tiempo para asentarse antes de la llegada de las heladas.

RECOLECCIÓN

– Para usar las hojas frescas se cortan las más tiernas.

– Están disponibles casi todo el año.

– Para secar se cortan los tallos antes de que florezcan.

– Se hacen manojos y se secan inmediatamente para que las hojas no se deterioren.

– El lugar de secado debe ser sombrío y estar bien ventilado.

– Se cosecha antes de la floración.

– ¿Como guardarla?

– Cuando ha alcanzado suficiente desarrollo, cortar ramas con lo cual podemos obtener la hierba seca que mantendrá el perfume.

– Para ello cortarlas, formar ataditos y colgarlos con las hojas para abajo en un lugar bien ventilado, pero a la sombra.

– En pocos días estarán las hojitas crujientes, es el momento de molerlas y guardarlas en frascos bien cerrados.

– Para esta operación debemos elegir días de bajo porcentaje de humedad ambiental, para que en la operación de secado no se produzcan hongos que afectarían el resultado final.

Jose Cuñat

Jose Cuñat

Sitiólogo en Valencia noticias y Valencia gastronómica at Valencia gastronómica
Cuando uno ve crecer a sus hij@s se da cuenta de la importancia de su alimentación y del conocimento de la misma. Por eso PAPA cocinillas y sus dos preciosas hijas han abierto este blog
Jose Cuñat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *